Educación especial: Por qué debo pedir que mis comentarios, inquietudes, reclamos o negativas discut


Los demás miembros del COMPU son seres humanos igual que usted y yo. No comen madres o padres. No están por encima de las leyes y los derechos de sus hijos. Sus opiniones como madre o padre son tan importantes como las de los demás miembros. Si usted ha traído inquietudes, reclamos o sugerencias a la reunión, asegúrese de que se suscriban en la minuta. Sus hijos tienen unos derechos y puede que en estas reuniones se discutan asuntos relacionados a los servicios que le corresponden y usted- dentro de estas dinámicas- firme indicando que esta de acuerdo con que no se le brinden dichos servicios, sean reevaluaciones, acomodos, transportación, etc.


Otro asunto es que a usted como custodio de su hijo le asiste el derecho de recurrir- via querella administrativa o a los tribunales de justicia- para reclamar lo que por ley le corresponde y, una firma validando que usted esta de acuerdo y conforme con los servicios y el trato que recibe su hijo, puede ser una contradicción dentro de ulteriores procedimientos. Si estamos de acuerdo con algo, no seamos majaderos: firmemos. Pero, si no estamos de acuerdo con el cuadro de que nos pintan, alcemos educadamente nuestra voz de protesta. Nadie esta obligado a firmar aquello con lo que no esta conforme, mucho menos si se aleja de la realidad y afecta nuestros niños.


Las minutas de COMPU son como contratos suscritos entre las partes y, por ende, son vinculantes tanto para el Departamento de Educación como para usted como madre, padre o encargado. Desde su firme nace la obligación y los términos de tiempo para cumplir con los derechos de sus hijos y sus deberes como madre, padre o encargado.


Independientemente de lo agradables, dulces y amables que puedan ser los otros miembros del COMPU, es usted el principal custodio de los derechos y el bienestar de su hijo. Usted es la voz de sus hijos: no claudique.

Posts Recientes